20
Ago

Carta abierta a la sociología: un amor a primera vista

Un amor a primera vista,

De esos amores que duelen, que te muestran tus defectos de la manera más punzante. De esos amores posesivos, que te apartan de todo lo que te gustaba. Todo es insignificante al lado de su pasión.

Cuando te muestra su mejor cara te quiere con locura, te ofrece el mayor éxtasis en las victorias que consigues a su lado, te muestra otro lado del mundo, te lleva a otros lugares, te enseña sensaciones increíbles con tan sólo rozarte la piel.

Cuando no, es un huracán de emociones, derrumba lo que ella misma construyo para ti: de ser fuerte y posesiva, se convierte en débil y depresiva. Esas ganas infinitas que tiene de achinarse las venas en busca del olvido. No existe consuelo que calme el desamor del fracaso que produce el abismo con el que lidia, cuando él te mira adentro sin compasión, juega con tus demonios y ríe con ellos en las largas noches que ha de pasar rondando en el desconsuelo.

Sin embargo, esa locura ambivalente, que tan hermosa la hace, ha de despertar por la mañana con una sonrisa, acariciándote las heridas que la noche anterior te ha causado y con un beso de demencia te vuelve a enamorar.

Es ella, la sociología…